«Desde que Jack tiene los procesadores de sonido Ponto Plus es como si hubiera crecido de golpe»

Sonja y su marido adoptaron a su hijo Jack cuando tenía dos años. A partir de la recomendación de un audiólogo, Jack, que nació con microtia y atresia bilateral con pérdida de transmisión moderadamente grave, empezó a llevar una prótesis auditiva osteointegrada con la esperanza de que creciera y se desarrollara con la mejor audición posible. Su primera prótesis auditiva osteointegrada fue un Divino.

Nombre: Jack
Profesión: Estudiante 
Indicación: Microtia y atresia bilateral con pérdida de transmisión moderadamente grave 

Tras llevar Divino durante cuatro años, su seguro médico le permitió cambiarlo. Jack probó los últimos dispositivos que existían, diferentes marcas pero él prefirió, con diferencia, el procesador Ponto Pro de Oticon Medical. Su seguro le cubrió el importe del procesador de sonido Ponto Pros bilateral ajustable con una cinta. ¡Su reacción al utilizar el procesador bilateral no tuvo precio!

En el taller Patient Advocacy de Oticon Medical del 2014, Sonja y Jack aprendieron más cosas sobre el último modelo de Ponto, el Ponto Plus. Allí también conocieron a otras personas que se habían cambiado a Ponto Plus. Sonja quedó convencida de que los procesadores de sonido Ponto Plus eran la solución perfecta para Jack y los compró de inmediato. Por aquel entonces, su seguro determinó que Jack no era apto para el cambio, así que Sonja decidió comprar ella misma los procesadores de sonido.

«Estaba segura de gastar mi dinero en ellos por las experiencias de otras personas, que se habían cambiado, no solo por gente que había conocido en el taller, sino también en Internet».

El hecho de que Ponto Plus fuera compatible con FM a través del Streamer fue clave.

«Una de las cosas de las que Jack se benefició con el cambio fue el poder utilizar el sistema FM. Hacía poco que su colegio había cambiado a un nuevo sistema FM. Y eso fue clave para tomar la decisión. La gente cree que un micrófono es lo mismo, pero no es en absoluto la solución adecuada para un ambiente escolar», comenta Sonja.

Sonja también vio la reacción de Jack al probarse los procesadores.

«Cuando nos cambiamos de Divino, fue mucho mejor. Entonces probamos el Ponto Plus con sistema FM y fue alucinante lo increíble que era el sonido. Es una maravilla. No suena como una radio, como hacía su antiguo sistema, sino que suena nítido y claro. Hace que el sonido tenga más color».

Hace poco, Jack decidió someterse a una operación para tener implantes con pilares y poder llevar procesadores de sonido Ponto Plus.

«Le daba miedo operarse. Pero llegó al punto en que le tentaba el hecho de no tener que llevar la cinta nunca más. Le colocaron los implantes a la vez que se sometía a la cirugía Medpor. Incluso con la cirugía Medpor, los implantes no le molestaban en absoluto. Fue una experiencia indolora. Esa tarde se tomó un analgésico suave y ya está. Prácticamente fue un procedimiento que no le causó dolor. Fue como si nada. Después de la operación, me daba miedo que no se engancharan. Tras el primer día, se ajustaron sin problemas».

«Cuando puso los procesadores de sonido en los pilares dijo: "Vaya, ¡qué fuerte se oye!". Se le iluminó la cara. Fue casi como el primer día que se los puso. Y puedo decir que oye mucho mejor».

Actualmente Sonja ve un gran cambio en Jack.

«Jack tenía algunos problemas para quedarse quieto en clase y prestar atención. Desde que Jack tiene los procesadores de sonido Ponto Plus es como si hubiera crecido de golpe».

La profesora de Jack también ha notado los cambios y dice que con el sistema FM los estudiantes se cansan mucho menos.

«Ha mejorado su capacidad para prestar atención. Cuando al final del día había mucho jaleo, se perdía cosas. El sistema FM se coloca a distancia y el profesor puede seguir comentando sin problemas los recordatorios del final del día. Ahora se entera mucho mejor de todos los detalles. Fue como si creciera de un día para otro. Pasarse el día peleando por escuchar es agotador. Ahora tiene que esforzarse bastante menos gracias a la combinación de los procesadores de sonido Ponto Plus y el sistema FM».

Hoy en día, Jack y Sonja también son conocidos por personalizar de forma única equipaciones deportivas que integran el procesador Ponto de Jack en cascos de béisbol, de esquí o protecciones para kárate.

«No cambiaría todos estos beneficios para Jack por nada del mundo».