“La pérdida de audición era un lastre para el rendimiento escolar”

“Siempre me ha sorprendido la diferencia que puede marcar en la vida de una persona una prótesis auditiva, sobre todo si tiene la oportunidad de probarlo cuando antes no podía”. - Melissa Tumblin, fundadora y directora ejecutiva de Ear Community

Nombre: Andrew Perry
Profesión: Estudiante 
Indicación: Microtia y atresia bilateral y Treacher Collins 

Oír bien en un clase llena de gente puede resultar difícil para cualquier persona. Basándose en su propia experiencia con la pérdida auditiva, el padre de Andrew estaba convencido de que la pérdida de audición estaba siendo un lastre para el rendimiento académico de su hijo. El audiólogo de Andrew descubrió Ear Community cuando estaba buscando ayuda y los resultados de este descubrimiento han ayudado a Andrew a oír mejor tanto dentro como fuera de clase.

Vivir con pérdida auditiva

Andrew Perry vive con su padre, Clyde, en Commerce, Georgia (Estados Unidos) y nació con Treacher Collins y microtia y atresia bilateral. Sufre pérdida auditiva conductiva en ambos oídos. A pesar de que usaba un Ponto Pro, cuando Andrew empezó a quedarse atrás en sus estudios su padre y sus profesores supieron que podría deberse a su pérdida de audición. 

“Andrew se había quedado atrás en clase porque no podía oír con claridad. Solo podía escuchar por un oído, de modo que tenía que girarse cuando el sonido procedía de la dirección opuesta”, cuenta Clyde Perry, y lo hace desde la experiencia personal, ya que él mismo usa una prótesis auditiva osteointegrada. “Tenía que esforzarse para participar en las conversaciones debido al ruido ambiente que le impedía oír las palabras”. 

El esfuerzo que Andrew realizaba para oír estaba teniendo un impacto en su educación y a lo largo del día puede llegar a ser agotador para alguien con un problema auditivo. Así que Andrew y su padre acudieron al audiólogo.

Explorar las opciones

Debido a la microtia y la atresia de Andrew, sus opciones de ayuda con su pérdida auditiva eran limitadas y antes de probar la prótesis auditiva osteointegrada no usaba ningún dispositivo. Según Clyde, “hubo un momento en el que no usaba nada y probó dos procesadores de sonido que funcionaron bien”. Escuchar por ambos oídos y aumentar la claridad mejoraría notablemente su capacidad de escuchar en ambientes con mucho ruido, como una clase. Por este motivo, Andrew necesitaba un dispositivo Ponto en su oído izquierdo.
El padre de Andrew envió una solicitud a su compañía aseguradora para una segunda prótesis auditiva osteointegrada, pero fue denegada. Su audiólogo, que era consciente de la necesidad de Andrew, acudió a Ear Community, una organización sin ánimo de lucro, para pedir un segundo dispositivo Ponto Pro para Andrew. Según explica el audiólogo, para que el cerebro separe el ruido de las señales del habla, este depende de la entrada por igual del sonido por ambos oídos.

Oír con claridad en clase

Andrew cuenta con la ayuda de dos prótesis auditivas osteointegradas, ahora tiene la oportunidad de detectar sonidos de habla por ambos oídos. De este modo, su capacidad para localizar los sonidos ha mejorado y puede seguir las instrucciones de clase en un entorno ruidoso. 

“Ahora, cuando la gente habla es capaz de oírles sin grandes problemas. Sus profesores opinan lo mismo” cuenta Clyde. “Andrew es feliz y tanto yo, como sus profesores, estamos muy contentos. Ellos usan un sistema FM que envía lo que hablan los profesores y compañeros de clase directamente hasta su Ponto, lo que ayuda a que el discurso principal llegue con más fuerza que el ruido ambiente y permite que Andrew no se pierda nada de lo que se dice en clase”.